Mille Miglia Classic Chronograph Chopard

Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa

Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa Un reloj inspirado en el mítico puerto de la «carrera más bella del mundo».

«La carrera 1000 Miglia se gana en el paso de la Raticosa». Con estas palabras Enzo Ferrari evocaba una de las etapas más espectaculares de la famosa carrera italiana, que además es uno de los lugares más divertidos de conducir de toda la península italiana. 

Junto al paso de la Futa, es uno de los únicos tramos que todavía se pueden recorrer como se hacía en 1955.

Ahora Chopard presenta el nuevo reloj Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa en homenaje a este puerto mítico.

EL MÍTICO MILLE MIGLIA CLASSIC CHRONOGRAPH RATICOSA DE CHOPARD

Editado en dos series de 500 ejemplares, está dotado de una esfera de color negro o blanco roto barnizado y posee un fondo abierto que ofrece una visibilidad completa del movimiento automático certificado cronómetro.

Este cronógrafo es el reflejo de la larga asociación que une a Chopard y a la 1000 Miglia: una alianza basada en la pasión por los automóviles clásicos y en el apoyo permanente a los deportes mecánicos.  

Serpenteando a través de los Apeninos, el paso de la Raticosa culmina a casi 1000 metros sobre el nivel del mar.

La carretera ondula hacia el norte, de Florencia a Bolonia, y cruza el cinturón alpino desde la Toscana hasta la Emilia-Romagna. Esta región se conoce como el «país de los supercars» a causa de su cercanía a fabricantes de automóviles como Maserati y Lamborghini, y posee una gran importancia histórica.

Entre los competidores emblemáticos que se han enfrentado a sus curvas podemos citar a Stirling Moss y Denis Jenkinson, que desde aquí fueron impulsados hacia la victoria en su carrera histórica durante la edición de 1955 de la 1000 Miglia.

Y exactamente ese tipo de recuerdos de carreras muy intensas – las que hacen que sea esencial el poder contar con el recurso de un cronometraje preciso – el que Chopard ha integrado en su nuevo reloj Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa.  

Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa Chopard
Foto: Chopard

FUNCIONES DE MECÁNICA PERFECTA

La caja de 42 milímetros de diámetro está esculpida en acero. Sumergible hasta los 50 metros, garantiza una enorme resistencia siendo, al mismo tiempo, ergonómica y fiable. Sus diseñadores han dado prioridad a los valores fundamentales de la carrera, que son la funcionalidad y la durabilidad.

Esfera, preparada para afrontar las duras condiciones de la carrera, está protegida por un cristal de zafiro anti reflectante. Y, por último, el movimiento cronógrafo certificado «Cronómetro» (COSC) y dotado de una frecuencia de 28’800 a/h (4 Hz), ofrece una reserva de la marcha de 42 horas.

Las funciones del cronógrafo se benefician de un dispositivo meticuloso instalado en el corazón del reloj. En la esfera el contador de 30 minutos se sitúa a las 9 horas y el de las horas a las 6 horas.

La ventana de la fecha está colocada entre las 4 y las 5 horas y la escala taquimétrica integrada en el realce es el acompañante ideal del piloto, calculando la velocidad en función de la duración y de la distancia del trayecto. Se trata de una característica esencial de un reloj de carreras preciso con la que los gentlemen drivers van a poder contar.  

UN RELOJ CON ALTA ESTÉTICA

El reloj Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa resulta la elección perfecta para toda una generación joven de gentlemen drivers que aprecian, tanto la relojería de precisión, como la estética vintage. 

Su correa de cuero de becerro marrón posee un forro de caucho negro con un motivo inspirado en los neumáticos Dunlop de los años 1960 – un guiño a la pasión de Chopard por los coches antiguos.  

La propia esfera se declina en dos versiones, en negro o en blanco roto barnizado. Los números árabes figuran en el mismo tono beige que las agujas y los pespuntes de la correa.

En la cara posterior del reloj el fondo perforado se sujeta mediante tornillos y lleva el logo 1000 Miglia y la inscripción «Raticosa».

El conjunto de todos estos elementos da lugar a un reloj digno de la carrera más apasionante de Italia, perpetuando así la fama histórica del puerto de la Raticosa. 

Chopard
Foto: Chopard

UNA VERDADERA OBRA DE ARTE

El modelo Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa Edition es mucho más que un reloj, simboliza la pasión incondicional de varias generaciones de hombres por el deporte del automovilismo que el mismo Karl-Friedrich Scheufele se siente orgulloso de perpetuar.

Es una pieza de colección, un homenaje a un momento cumbre de la carrera automovilística, moldeada a base de ingenio técnico con una estética elegante y de categoría.  

Jacky Ickx dijo en una ocasión:  «el puerto de la Raticosa es un lugar único en el que realmente se reconoce a los verdaderos gentlemen drivers».

Hoy en día, al igual que este tramo de carretera extraordinario, el reloj Mille Miglia Classic Chronograph Raticosa de Chopard representa también un signo distintivo. Cualquier hombre que lleve este reloj en la muñeca será, sin la menor duda, un auténtico gentleman driver.

OTROS TEMAS DE INTERÉS