MANGO busca reducir su impacto en el planeta

Para MANGO, el compromiso con la sustentabilidad nace desde adentro, y son los mismos empleados de la firma quienes han impulsado este enfoque en su día a día.

Por eso, ellos son el foco de una nueva campaña sostenible, en la que dan a conocer cómo es que trabajan para un futuro más eco-friendly.

A través de esta serie, la marca da visibilidad a las historias de Jordina y Marta, quienes se desempeñan como diseñadora y compradora de outerwear, respectivamente.

Ellas han impulsado la sustentabilidad sustituyendo el relleno tradicional de las chamarras por unas fibras de poliéster reciclado derivadas de botellas de plástico, similares en función y apariencia al algodón en rama.

MANGO BUSCA EL LIMITAR SU HUELLA EN EL PLANETA

Por su parte, David, Head Merchandiser en MANGO Man, nos cuenta cómo han hecho posible que todos los abrigos de sastrería masculina estén confeccionados a partir de fibras recicladas de lana proveniente de suéteres.

En tanto, María, compradora de knitwear, nos explica que los materiales empleados en la confección de las prendas de punto provienen de fibras celulósicas de origen trazable y controlado. Y por último, Sarah, diseñadora de las líneas Kids y Teen, nos presenta la propuesta cápsula circular de ropa para niños y adolescentes creada a partir de excedentes textiles.

«Este año hemos hecho grandes avances hacia los objetivos marcados en la estrategia de sostenibilidad de la firma. Estamos muy contentos del camino que estamos recorriendo en colaboración con muchos otros equipos de la casa. La implicación directa y el esfuerzo por su parte hace que los resultados estén siendo muy positivos y enfocados al cambio transformador que nos exige la industria y nuestra responsabilidad como empresa” nos cuenta Beatriz Bayo, directora de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) de MANGO.

LA IMPORTANCIA DE CUIDAR EL PLANETA A TRAVÉS DE LA MODA RÁPIDA

MANGO continúa avanzando en sustentabilidad, la cual, además de ser una prioridad, es uno de sus pilares estratégicos. La compañía sigue en su afán de contribuir a lograr una industria de la moda más responsable y eco-friendly, a través de iniciativas que reducen su impacto en el medio ambiente.

Este año se destacan los avances en la eliminación del plástico, que se está sustituyendo por papel y otros materiales alternativos de menos impacto, así como los nuevos pasos en trazabilidad –capacidad de rastrear todo el producto desde su origen– y transparencia de la cadena de valor, a través de la publicación que recientemente hizo de las fábricas de nivel 2, adicionales a las de nivel 1 que mostró en 2020.

La colección MANGO Committed, que engloba todas las prendas con características sostenibles de las diferentes líneas de la compañía, ha evolucionado hasta convertirse en una colección permanente. El 75% de la oferta que tiene la firma ya forma parte de esta iniciativa y la empresa prevé alcanzar el 100% para 2022.

El uso de fibras y procesos sostenibles permite reducir el impacto en el medio ambiente y contribuir a un futuro de la moda más sostenible, en el cual, los empleados de MANGO seguirán teniendo como meta dentro de su día a día.  

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por The Old Bloke (@the_oldbloke)

OTROS TEMAS DE INTERÉS