Abasolo Whiskey celebra sus ingredientes con esta colaboración

El Whisky de México le apuesta al diseño, enalteciendo uno de los elementos más esenciales de nuestro país: el maíz, presentando una edición especial a cargo del diseñador Fernando Laposse.

La fusión del diseño y el maíz. Esa es la base donde reside esta colaboración tan especial entre Abasolo, El Whisky de México y el diseñador Fernando Laposse, en la que se busca comunicar la riqueza cultural, social, gastronómica y artística de esta materia prima que tanto Abasolo como el diseñador mexicano usan en sus procesos de creación día con día.

De esta manera, los procesos y esfuerzos necesarios para trabajar el maíz, son celebrados en todas sus formas pues estos mismos ya en sí, son obra de arte.

Relacionado: «Lo que no sabías sobre el mezcal y sus mitos»

WHISKEY DE MÉXICO LA FUSIÓN DEL MAÍZ Y EL ARTE

Fernando es un artista del México profundo que así como Abasolo, encontró en el maíz, y específicamente en las hojas secas del totomoxtle, una herramienta con el potencial para convertirse en objeto de arte.

En sus proyectos, el artista se encarga de rescatar variedades nativas de maíz criollo, transformando este humilde producto en una fuente de trabajo para una comunidad vulnerable debido a causas sociales y políticas, sin dejar de lado la tan inminente crisis climática. Es así que, apasionado del campo y el diseño, Laposse resulta el aliado ideal para crear una colección única para el Whisky de México.

Relacionado: «¿Qué es un carajillo? y ¿cuándo tomarlo?»

LA NUEVA PROPUESTA PARA PONER A MÉXICO EN ALTO

En cuanto a destilados, nadie puede negar que el tequila y el mezcal han puesto en alto el nombre del país y es aquí donde reside una de las raíces más importantes de Abasolo Whisky, pues de unos años para acá se ha encargado de abrir un nuevo camino y comenzar a marcar la pauta en cuanto a un whisky mexicano se refiere.

Abasolo Whisky busca posicionarse como una marca preocupada por el cuidado de su ingrediente principal, el maíz cacahuazintle, preservar el legado cultural del mismo y a su vez, lograr competir con otras marcas de destilados a escala internacional mientras que, al igual que Fernando, comunidades locales pueden verse beneficiadas por ello.

Así, dos mundos, el de los destilados y el del diseño industrial, ambos a primera vista tan ajenos, comulgan para crear una edición con elementos únicos, celebrando la diversidad del maíz y sobre todo, todo aquello que México tiene que ofrecer.

En esta colección se fusionan el arte y el maíz, para lograr elementos creados con un cuidado artesanal, por fuera, pero más importante aún, lograr integrar detalles intangibles, como lo es el origen y las raíces que nos unen, como la parte más fundamental para una alianza exitosa.

Relacionado: «¿Cómo catar un whisky?»

EL MAÍZ Y SU TRADICIÓN EN UN NUEVO DESTILADO

Así, el maíz cacahuazintle es protagonista de una historia entre Abasolo Whisky y Fernando Laposse. Juntos hacen un recorrido donde el denominador común es la pasión y el amor por el maíz y el arte, dónde colores, formas y texturas hacen de esta un edición como ninguna otra. Esta fusión invita a celebrar las raíces de los mexicanos y el hecho de ser descendientes directos del maíz. Es este el legado que busca inspirar e invitar a la creación y a siempre desenvolverse en diferentes facetas de la vida, sin importar el paso del tiempo.

El maíz, como unificador y creador, como elemento que da forma a diferentes piezas, a destilados, a la gastronomía misma. Este elemento tan esencial, ya en sí, es la obra de arte y Abasolo y Fernando Laposse lo celebran con esta colección especial.

OTROS TEMAS DE INTERÉS